Páginas

domingo, 6 de mayo de 2018

CALLOSA EXTREME - 22 KM . 1650 D+


Callosa. Alli arriba, al fondo, había que subir 2 veces ( y bajar).


Tomando un café con Jesús Molina, un chaval que está empezando en esto del correr , este es su blog http://corriendodesdeelllano.blogspot.com.es , me habla sobre una carrera esa misma semana al lado de casa con unas pedazo de subidas que te dejan fino. Bah!, este es un exagerao, pienso yo. Ya por la noche en casa, investigo sobre la carrera y encuentro  una que se llama Callosa Extreme, esta debe de ser y hostia!!, no, no exageraba Jesús, 1650 D+ en 22 kilómetros, con 2 subidas casi verticales y en una de ellas hay que hacer  uso de cuerdas para ayudarte  y lo que me asustó de verdad, las dos bajadas  se hacen por el mismo sitio por donde se sube. 

Como no hay problema de que se agoten los dorsales me lo pienso bien ya que no estoy del todo recuperado de la carrera del fin de semana anterior y además ese domingo debería ir a misa (cosas de la comunión de mi niña).
El último día y aún a riesgo de que me excomulguen decido inscribirme a esta dura prueba. Me vendrá bien para hacer desnivel.
No madrugo mucho y en 45' ya estoy bien aparcado y con el dorsal recogido. 
Curioseando por la salida.


Posando.
Vuelvo al coche a retocarme y mientras lo hago pienso en algo que he visto, bueno, mejor dicho que no he visto. No hay ningún corredor con bastones y sabiendo que esta es una de las carreras mas duras en esta distancia (no conozco otra así) me sorprende mucho, a ver si no va a ser pa tanto...
Y como por ahí dicen " donde fueres haz lo que vieres" y tampoco quiero que cuando me vean los demás corredores me llamen flojo y se rían de mi, decido guardarme mis estupendos bastones pegables aonijie dentro de la mochila y solo usarlos en caso de emergencia.
Nos ponemos todos los participantes para una foto oficial y a los pocos minutos dan la salida. 
Es fácil. El mas guapo.
Callejeamos un poquito y enseguida al campo en busca de un pequeño aperitivo donde hacemos una corta pero intensa subida que nos pone a todos en fila india,  un pequeño cresteo, bajadita algo técnica y vuelta por el mismo camino entrando de nuevo al pueblo. 

Volviendo del aperitivo.

Subiendo.

Y bajando.

Ahora vamos por una larga carretera ascendente con la inclinación justa o jodida para que aunque quieras caminar tengas que correr. El desnivel de la carretera empieza a subir y eso significa que estamos llegando al final y al comienzo de la primera subida gorda de la carrera y yo, como he visto como ha sido el aperitivo de antes y me huelo como va a ser lo que viene..., ¡a tomar por culo, que me llamen flojeras o lo que quieran..! y sin dejar de correr me quito la mochila, saco los bastones, los monto y me la vuelvo poner (quién dijo que los hombres no podemos hacer dos cosas a la vez ? ), llegando al inicio de la subida con los bastones en mano y hasta una sonrisa en la cara.
A punto de sacar los bastones.
Me lo tomo con tranquilidad y comienzo a subir fijándome bien como es porque luego hay que bajar por ahí dos veces. Voy reservándome y comprobando que aunque hay tramos bastante verticales no es demasiado complicada. Vamos por una especie de canal y si miras hacía atrás y abajo se ve el pueblo desde donde hemos salido.

Bonitas vistas en la subida.

Mas bonitas aún.
 La carrera se ha estirado mucho y hay como un corte, yo como es habitual, voy en tierra de nadie. Llego a los tramos con cuerdas pasándolos sin hacer uso de ellas (en la bajada será diferente) y casi llegando arriba me cruzo y saludo a un corredor, Javi Rufete, el primer clasificado (en este tramo nos cruzábamos los que subían con los que bajaban). 

El tramo con cuerdas.

Al verlo me sorprende porque no me debe de sacar mucho tiempo pero el camino ahora cambia y no va recto hacia arriba sino que nos desviamos hacia la derecha y dando un rodeo hacemos esta última parte por el lateral, dándome cuenta de que por lo menos me lleva unos 20-25'. Prácticamente ya arriba pasamos al lado de un pequeño y bonito refugio, seguimos unos cien metros mas donde justo en el final de esta dura subida  hay unos voluntarios tomando nota del dorsal. Media vuelta y comienzo la bajada.
El refugio. Había que llegar hasta el fondo.

Y no es tan complicada como parecía, a pesar de tener tanta inclinación se puede correr con cierta seguridad ya que el terreno  está formado por mucha roca compacta bastante rugosa con lo que la zapatilla agarra bastante bien y no hay problema de "escurrirte", eso si, cualquier tropiezo y algo te rompes seguro. 
Bajando con cuidado.

Vamos bajando por donde hemos subido pero en un punto nos desviamos hacia la derecha y por un terreno muy similar hacemos el resto del descenso no teniendo ningún tipo de contratiempo, algo que me sorprende ya que yo soy de los que se tropieza en llano.
Abajo un poco de callejeo, un tramito de carretera, camino, sendas con mucho sube baja hasta que llegamos a la altura de Redovan, viéndose a la izquierda y abajo.
Por aquí no se subía (menos mal)

Rodeando la base para "atacar" la misma subida por detrás.

Toda esta parte la hago corriendo a un ritmo casi decente. Hace bastante sol y corre una ligera brisa yendo muy a gusto aunque hay corredores que se quejan del calor.
Estamos como rodeando la montaña en la base por la izquierda para "atacar" la subida desde atrás. Paro en un avituallamiento a reponer agua y sigo mi camino por una senda esperando que de pronto eso comience a tirar hacia arriba de verdad.
Y comienza. Subida por una especie de rambla con muchas piedras "fácil". Veo el final muy cerca justo donde hay una voluntaria e imagino que esto no acabará aquí, tan pronto. Efectivamente al llegar a la simpática voluntaria la montaña, tras un pequeño llanito sigue, joer ! que si sigue !, allí a lo lejos parece que se divisa el final del alto del Aguila.
Ahora la subida la hacemos como por una arista. Se sigue un GR pero no hay ni camino ni senda, es todo como campo a través con mucha roca y piedra. Llevo a un corredor unos 30 metros delante que me sirve de referencia, me es más cómodo echarle un ojo de vez en cuando e ir en su dirección que buscar balizas, aunque a veces me desvíe mas de la cuenta. Voy subiendo cual cabra montesa ya que el terreno es ideal para esta especie animal  y hay algunas partes en la que los bastones molestan mas que ayudan y tengo que hacer uso de las manos. Parece que ya estoy llegando al final con un tramo bastante duro pero no, al fondo veo el refugio y aún me queda, aunque esta parte ya es mas llevadera. He hecho toda la subida bastante bien e incluso pienso en lo corta que se me está haciendo la carrera. Corta?, y en ese momento me doy cuenta algo y de un pequeño error que he cometido.
Pero como no se me va  hacer corta la carrera...?, si es que la carrera es corta... !
No se por qué, imagino que debido al desnivel que sabía que había, desde la primera subida me he tomado la carrera como si fuera de 80 o 100 kms y mi ritmo subiendo y en general ha sido de ir reservándome como en una ultra en vez de ir más "alegre". Hago este último tramo dándole vueltas a esto y que el tiempo que he perdido ya no voy poder recuperarlo, únicamente queda la bajada gorda en la que no voy a arriesgar y el tramo de pueblo hasta meta.
Llego al final donde de nuevo  están los voluntarios que tomaban nota del dorsal en la primera subida y aún sabiendo que van a mentirme pregunto cuanto queda hasta meta. Un kilómetro o kilómetro y medio me dice uno y como no creo que la montaña haya encogido desde la salida y sabiendo que bajamos por donde hemos subido antes le sumo a lo que me ha dicho un par de kilómetros ( por si alguno no lo sabe, los voluntarios siempre mienten al preguntarles por distancias y tiempos. Sin mala intención, eso si. ).
De nuevo el refugio.

Comienzo la bajada. Ya se que no va a ser muy complicada a pesar de la inclinación por lo del agarre de las piedras que he contado antes e intento ir lo mas rápido posible con la máxima precaución pero se que va a ser difícil ganar tiempo. Llego a un tramo complicadillo con voluntarios, uno de ellos me avisa que vaya con cuidado y zas, resbalón hacia atrás sin consecuencias. Sigo la bajada precavidamenterápido y llego al tramo de cuerdas  donde hay otro voluntario vigilando y zas, otro tropiezo y golpe en el culete Como imaginé está parte con cuerdas es bastante mas difícil bajarlo que subirlo y hago uso de ellas.
Sigo bajando, cada vez hay menos rocas compactas y aunque el desnivel se suaviza  para mi el terreno se complica por que ahora hay mas tierra y piedras sueltas. Llego a un tramo en zig zag estrechito y justo aparecen subiendo cuatro señoritas, bastante majas por cierto. Con lo nervioso que me ponen a mi las mujeres..., ahora no, ahora no... y justo cuando estoy en medio de ellas, zas, resbalón hacía atrás y mi espalda y reputación por el suelo. Se interesa una de las chicas y la digo que estoy bien (con una costilla rota le habría dicho lo mismo), me levanto como si no hubiera pasado nada y sigo bajando evaluando los daños; raspón en el brazo, otro en la espalda y otro en mi orgullo sabiendo como seré recordado.
En la parte final de la segunda gran bajada.

Acicalándome para la foto.

Acaba la bajada, guardo los bastones de nuevo en la mochila y ya por un terreno más cómodo llego a Callosa yendo ahora por una carretera en busca de la meta, que como no podía ser de otra forma está en la otra punta. Atravieso todo el pueblo callejeando a buen ritmo hasta que por fin tras una curvita aparece el recinto de llegada, entrando a meta en 3h 35' 35" y 20º de la genera.
Mi llegada a meta.


Unas cervezas, una ducha fría, un trofeo  y para casa.


Carrera muy bien organizada, dura y que seguramente repita.

jueves, 19 de abril de 2018

VERTICAL MORATALLA - 29,3KM - 1.400 D+




Mi intención era la de volver al Desafío Calar del río Mundo, pero ese sábado tenía un entierro (de la sardina) y busqué una alternativa. Encontré una carrera muy interesante ese mismo domingo y cerca de casa, la Vertical Moratalla que organizaba el club de mi amigo Germán, el Mountain Noroeste y no dudé en inscribirme.
Llego sin mucho madrugar al Camping La Puerta desde donde se dará la salida y tras aparcar me acerco a recoger el dorsal.
Recogida de dorsales.
Saludo a varios amiguetes, vuelvo al coche a ponerme guapo y casi con el tiempo justo me sitúo en el corralito y dan la salida.
Hacia la salida.

En el corralito a punto de salir.
Bajamos un poco, giramos a la derecha y empezamos a subir por un camino en la parte izquierda del río Alharabe. Cruzo unas palabras con Esther Sanchez ( si voy cerca de ella sé que voy bien),  cruzamos por un puente y empezamos a subir ahora por la parte derecha. 
Pegadito a Esther voy.
Vamos pegados al río por una zona que conozco bien de alguna excursión que he hecho anteriormente y aunque este tramo sigue siendo corrible  hay que ir sorteando bastantes piedras y rocas.
 Nos alejamos  por un sendero y comenzamos a subir por una pista haciendo aparición un amigo que no esperaba, el barro. Barro pegajoso que se adhiere a las zapatillas haciendo que pesen el doble y en mi caso, al llevarlas tan sueltas, que se me salgan.
Zona del Cortijo de las Hermanillas
La carrera se ha estirado mucho y hay bastante separación entre los corredores haciéndose varios grupos. Dejamos la pista y empieza la subida a la Muela. Una larga ascensión por un terreno no demasiado complicado que hago a un ritmo decente bastones en mano. En el tramo final el desnivel se suaviza y corro esta última parte hasta llegar al control  donde se da la vuelta y se comienza a bajar, cruzándonos unos metros los que suben con los que bajamos.
Iniciando la bajada de La Muela.
La bajada quitando una pequeña parte del principio con bastantes piedras se hace por pista y como me siento fuerte la hago a buen ritmo, adelantando a algún corredor                ( lo nunca visto). 
Aquí se puede correr.
No tengo ni idea en que posición voy pero por corredores a los que he adelantado en estos primeros 12 kms., tengo la "sensación" de que voy segundo ( en mi categoría) y aunque podría ir mas "alegre" prefiero seguir con este cómodo ritmo disfrutando del paisaje.
Cómoda bajada.
Comienza la segunda subida del día al Collado de la Atalaya. Es mucho mas corta que la anterior y a pesar de algún que otro durillo tramo, la hago bastante bien. 
Precioso todo.
La bajada es bastante corrible, solo hay que tener cuidado en las zonas con piedras y la hago toda a un buen ritmo hasta llegar al 4º avituallamiento donde paro a rellenar bidón. 
Aunque no lo parezca, aquí iba corriendo. Ok.
Un breve descanso y comienzo la subida a las Lomas. Aquí empiezan a aparecer corredores de la prueba de 19km y senderistas a los que voy saludando según los paso (educado que es uno).

En la última subidilla.
Bueno, ahora todo es cuesta abajo hasta meta con un terreno que según vas descendiendo va mejorando. Sigo encontrándome fuerte y creyendo que voy en la posición que no voy. Una corta pero intensa subida, una bajada igual de las dos cosas y ya por un terreno bastante mejor continúo bajando hasta llegar de nuevo al río. Es el mismo camino que en la salida pero al revés y se que ya no queda mucho para meta. Aprieto pero me doy un par de sustos con las deslizantes rocas y  decido que es mejor aflojar y llegar. Voy "contenido" hasta que dejamos esa parte de piedras y salimos a un ancho camino entrando ya en la zona del camping. 
Cerquita ya de la meta.
Ahora si aprieto, adelanto a un par de corredores y enfilo hacia meta entrando con muy buenas sensaciones.
Entrada en meta.
Con el gran Jesús Molina.
Nada mas llegar saludo a Jesús Molina que lleva un rato ya en la meta de cháchara e inmortalizamos el momento. Veo que he hecho un buen tiempo y mientras espero la lista de clasificación y como es la hora del aperitivo me acerco a tal fin a las carpas que han habilitado.
Las listas, a ver......   4º a 1' del tercero y 2' del segundo, What?, Fuck!  o   Pijo, que capullo ! en murciano. Si es que no se puede ir tan cómodo toda la carrera…
Bueno no pasa nada, miremos el lado bueno                                               y si no lo ves tómate un par de cervezas, mira esto si funciona, ahora si lo veo. 
Podría haber ido más rápido, si, pero he disfrutado del paisaje, del ambiente, me he sentido muy bien toda la carrera y no está mal quedar 4º en un campeonato regional de trail. Miro el reloj, veo que estoy a tiempo de llegar a casa para comer y me marcho de esta bien organizada prueba, bien balizada y muy bonica.
Volveré.


domingo, 15 de abril de 2018

II MEDIA MARATON DE MONTAÑA SAN GABRIEL (ALICANTE)


Perfil y recorrido.
 Encontré esta prueba de casualidad y me llamó la atención ya que era una media maratón en la ciudad de Alicante pero de montaña. Eso hay que verlo, pensé...
Yo, normalmente tengo una norma para inscribirme en la carreras y es que, si en el trayecto en coche desde casa hasta el lugar de la salida (ida y vuelta) tardo mas que lo que tardo en la propia carrera, no voy. Pero aquí hice una excepción y en eso influyó los premios que daban a los primeros clasificados.
No madrugo mucho y compruebo que el día ha salido regular, algo nublado y con bastante viento. Un desayuno  ligero  y salgo hacia el Barrio de San Gabriel encontrando el lugar de la salida, un campo de fútbol,  sin mucha dificultad (para aparcar si la tuve).
Me acerco a recoger el dorsal justo cuando una ráfaga de viento tira todos los trofeos que están colocados en una mesas, ¡¡ Hala, mi copa por ahí por el suelo....!! ,¿ a que me la rayan?,  curioseo la lista de inscritos y vuelvo al coche a terminar de atusarme.

Recogiendo el dorsal.

Preparado para salir.
Caliento un poquito y puntualmente dan la salida a las dos carreras (aparte de la nuestra también había una de 10 km). Salgo de los últimos y rodeando el campo de fútbol salimos a "campo abierto". Voy cogiendo mi ritmo adelantando bastante posiciones y el grupo se va estirando, yendo todos ahora en fila. 
En fila india.
 Pasado el primer kilómetro me acerco al ganador en mi categoría de la pasada edición. Pues detrás me quedo, decido pegarme a él ya que conoce el terrero y "esperar" a ver que pasa. Vamos por caminos cercanos a la salida haciendo una especie de bucle. 
Buscando mi ritmo.

Buscándolo sigo.
 Yo sigo a rueda  pero siento que voy "frenado", así que aprovechando que el camino se ensancha y sin cambiar mi ritmo, le adelanto, pensando que quizás el se esté reservando para la segunda mitad de la carrera donde esta la parte dura o "montaña" y que lo pagaré mas tarde. Llámame loco.
Hacemos unos rodeos un poco raros sin alejarnos mucho del campo de fútbol. Vamos un grupo de corredores mezclados junto a Vicente, que no se quién es pero por allí debe de ser muy conocido porque cada vez que nos cruzábamos con alguien animando.., " Eh Vicente, vamos Vicente", le cogí hasta cariño.
En un cruce nos desvían a las 2 carreras, ellos a la izquierda y yo a la derecha. Atravieso una zona tapada con bastante vegetación por un senderillo, hago un pequeño tramo por acera/carretera y vuelvo otra vez al campo, ahora si, en dirección a lo desconocido.
Que estilazo.

Por la zona de bucles.
Mas o menos estoy en el km.10 y empieza la parte mas dura. Voy con otros dos corredores (ya sabéis que me encantan los tríos) y comienzan las primeras cuestas. Seguimos alejándonos y el terreno se complica un poco aunque es todo muy corrible, incluyendo las subidas. Pasamos al lado de una zona habitada y subimos por un camino hasta llegar a una especie de mirador. Mas caminos, miradores, senderos y llegamos a la zona  mas "complicada" con bastantes piedras y campo a través. Tenemos que llegar a un punto y allí dar la vuelta haciendo el recorrido a la inversa siguiendo las mismas marcas. Casi llegando al final nos cruzamos con cuatro corredores en sentido contrario, son la cabeza de carrera, dándome cuenta de que no voy en mala posición. Uno de los componentes del trío me deja pasar delante "que se hace un lío con las marcas" me dice (este no sabe que yo aún me pierdo a veces por la zona en la que llevo entrenando varios años). Una pequeña subida y volvemos al cresteo cruzándonos ahora con el resto de corredores que aún no han hecho el giro. Algunos nos van preguntando por donde es ( la verdad es que algunas zonas eran algo liosas) como una corredora que casualmente era la mujer de otro corredor que iba a mi lado (menos mal que no dije nada "raro"). Estamos haciendo el mismo recorrido pero a la inversa y seguimos los tres corredores juntos. Mas caminos, miradores y senderos hasta llegar otra vez a la acera/carretera y al sendero casi tapado con mucha vegetación.
Calculo que quedarán unos 3 kilómetros para la meta y uno de los corredores se ha adelantado unos metros, puedo pegarme pero prefiero seguir con mi cómodo ritmo y "vigilarle" a distancia. Ya apretaré cuando quede menos.
 Un giro a la izquierda y ahí mismo a no mas de 200 metros está el campo de fútbol y la meta, ¡¡¡ pero no quedaban 3 kms !!!, pues sí que calculo yo bien....
 ¡ Claro, me pongo a apretar pero no consigo alcanzarle y encima cuando estoy a 5 metros de meta el otro corredor me adelanta y yo que hago??..., en vez de acordarme de su familia o escaparseme un ¡ qué cabr...ito!, yo voy y le animo, "venga va, que ya está ahí". Na, mentalidad de corredor de montaña que no paramos de animarnos. Y justo cuando voy a entrar escucho a la gente..., ¡¡¡ Vamos Vicente !!!!, joer, le echaba de menos.
Me adelanta y encima me quita la foto, si es que....

Recibiendo la enhorabuena.
Paso la meta aparcando al lado del que entró antes que yo y nos saludamos/felicitamos. Llega el otro del trío, (el que me adelantó casi en la línea) nos felicita y nos da las gracias por haberle guiado durante la carrera. Bueno, te perdono.
Tiempo 1h38'02" - 10 General - 1º Categoría
Trofeo y premio.
Y muy contento con el resultado y a pesar de no haber visto la montaña, me ducho tranquilamente y espero a la entrega de premios para recoger mi copa (sin ningún arañazo) y mi surtido de ibéricos. Quién me diría a mi que esto de las carreras me daría de comer...

viernes, 23 de marzo de 2018

LONE PEAK 3.5 - UNA GRAN ZAPATILLA DE TRAIL

 
Altra Lone Peak 3.5


He de confesar que hasta hace muy poco mis favoritas eran las Saucony Peregrine, usando desde el modelo 2 hasta el 6 (creo recordar que me salté el 4) y me han acompañado en estos casi 6 años de aventuras por las "montañas" prácticamente en todas mis carreras. Es una gran zapatilla y estoy contento con ellas, aunque en mi opinión no acaban de dar con una buena suela para ellas, todos lo años la cambian y cada vez peor ( de hecho, creo que la mejor de todas era la del modelo 2).
 
Saucony Peregrine 6

Para mi, eran las mejores zapatillas de trail que había, hasta que por cosas del azar me tropecé con las Altra. Gané un  sorteo de Facebook en la pagina de Irunfar (gracias Byron) y podía elegir cualquier modelo de esa marca, decantandome por las Lone Peak 3.0 de las que ya había leído alguna review pareciéndome muy interesantes.
La primera salida con ellas me encantó y me gustaron pero yo no soy un chico fácil e iban a necesitar mas de una cita para conquistarme del todo.
Vísperas del Gran Trail de Peñalara (115km), dudo con que zapatillas correr y al final me decido por mis fieles Saucony y quitando algún problema de ampollas (nunca antes me había pasado) me respondieron como siempre. Pero a partir de ese día, no se muy bien porqué, empecé a salir mas con las Lone Peak disfrutando mucho con ellas y poco a poco fueron ganando mi corazón dejando en el armario a las Peregrine. Además, la molestia de mi aquiles que arrastraba desde hacia un par de años desapareció usandolas (casualidad?, puede ser).
 
Pero bueno, voy a dejarme de rollos que esto es una review y no una historia de amor.
Las he usado durante un año incluyendo una carrera de 102 km y 6000 D+ y recientemente he adquirido las Lone Peak 3.5 ( aquí no hubo sorteo) por lo que creo que puedo dar una opinión muy real de esta fantástica zapatilla. Ah y todo lo que pongo de la 3.0 es válido para la 3.5 porque prácticamente son iguales.

Al grano:

Lone Peak 3.0.

Es una zapatilla muy ligera a pesar de su apariencia (< 280gr), con bastante amplitud para los dedos, muy muy cómodas y con 0 drop que te facilita el correr de forma mas "natural", como si fueras descalzo pero con un suave colchón bajo tus pies que te protege de las irregularidades del suelo ( y se de que hablo que algún que otro entrenamiento he hecho desnudo....de pies). Lo del 0 drop si usas habitualmente 4 mm no te preocupes que no vas a notar la diferencia y no necesitaras acostumbrarte.

El upper:
Es muy transpirable y a pesar de su ligereza es bastante resistente, de hecho está prácticamente como el primer día y esto me ha sorprendido gratamente y yo soy de rozarme con todo lo que encuentro (personas no). Los cordones son planos y tienen la longitud perfecta para que hagas doble nudo y queden bastante recogidos. La lengüeta va cosida al zapato por la mitad y meter el pié es como meterlo en un amplio guante. 
 
3.0 vs 3.5
Casi gemelas.
Suela intermedia:
Tiene una altura de 25 mm con doble capa de EVA y capa superior A-Bound, tecnología InnerFlex. Te protege bastante bien si el terreno es muy irregular con una pisada muy suave. La sensación que se tiene al correr es la de ir pisando sobre colchonetas de gimnasio solo que en pleno monte. Después de 1 año están un poco estropeadas en el lateral por causa de tanto roce que las doy contra piedras y rocas pero siguen cumpliendo su función (en la foto de abajo se puede apreciar el desgaste en el lateral de la media suela).
 
Prácticamente iguales
La suela:
Quizás es lo menos bueno que tiene esta Lone Peak. Combina las tecnologías Trailclaw ™ y MAXTRAC ™ (que no tengo idea de lo que es) para un mejor agarre.Tiene poco  taqueado y quizás este modelo responda mejor en terreno pistero pero aún así tiene muy buen agarre y en zonas técnicas se comportan bastante bien. Sobre mojado no puedo opinar porque vivo en Murcia. La única pega es que se han desgastado bastante sin hacer un uso excesivo, imagino que algo tiene que ver que aquí donde entreno, el terreno es bastante seco, agresivo y con mucha piedra suelta, pero vamos,  otras de mis zapatillas, incluidas las peregrine se han desgastado igual o mas. Otro pequeño problema que he tenido es que se ha despegado un poco la puntera. Aquí  yo tengo algo de culpa ya que "me gusta" ir dándole pataditas a las piedras pero de ahí no pasa y no se despega mas (yo sigo dando patadas).

Misma suela pero la 3.5 integra placa para portegerte de las rocas.
Puntera despegada en la Lone Peak. Abajo la Peregrine 6
Aquí con el gnomo del jardín.Idénticas también por atrás.

Lone Peak 3.5
He hecho varias salidas ya con ellas y no he notado ninguna diferencia con su predecesora y esto me gusta. Los chicos de Altra no han cambiado prácticamente nada     ( no como Saucony), si tienes una buena zapatilla, la siguiente déjala igual o casi.

Modificaciones con respecto a la 3.0
Aparte de un poquito el diseño y obviamente los colores........

El  upper:
Tiene una nueva malla más resistente, durable y respirable y la verdad es que a la vista y al tacto esa es la sensación que he tenido.
Continúa con el sistema GaiterTrap ™ 4 puntos para la fijación del fuelle es a la vez simple y eficaz. Los nuevos insertos permiten una mayor sujeción del pie en todas las situaciones. Esto también lo he notado, "aprietan" un poquito mas en el empeine y aunque a mi me gusta llevar el pié sueltecillo no es algo que moleste y al rato de ponerte en marcha ya ni lo notas. Los cordones son los mismos.
 
Lengüeta cosida al upper.
 Media suela y la suela:
Son iguales a excepción de que han integrado en este modelo la STONEGUARD en la suela para protegerte contra las rocas y es algo que también he notado en mis salidas. Una buena mejora.
 
Peregrine 6 , Lone Peak 3.5, Lone Peak 3.0

Conclusión:

Si  estás buscando una zapatilla para carreras cortas, medias o largas, pisteras o técnicas, da a las Altra Lone Peak 3.5 una oportunidad, estoy seguro de que no te defraudarán. Es probablemente la mejor zapatilla de trail.